Publicado el Deja un comentario

Cómo hacer mochilas de tela

Cómo hacer mochilas de tela

Las mochilas son accesorios muy prácticos cuando se requiere llevar más cosas de las que pueden caber en una cartera o bolso. Son cómodas y fáciles de trasladar, además le dan un toque especial al outfit.

Las hay de muchos modelos, diseños y materiales que se adaptan a las diferentes ocasiones, bien sea que se utilice para asistir a clases, en un paseo e incluso como cartera.

En esta oportunidad, nos centraremos en las mochilas de tela y cómo se pueden hacer en casa de manera sencilla y divertida.

Las mochilas de tela resultan muy útiles ya que son ligeras pero a la vez resistentes, además pueden lavarse con facilidad.

Si se opta por hacerlas en casa se tiene la ventaja de poder elegir el tipo de tela que se adapte mejor a nuestras necesidades, el estampado que se prefiera y ahorrar un poco de dinero.

Veamos cómo hacer sencillas pero bonitas mochilas de tela.

Vamos a necesitar:

1 metro de tela, 4 Metros de cordón, tijeras, máquina de coser e hilo.

Lo primero que hay que hacer es cortar la tela en dos piezas de 30cm x 80 cm. Estas medidas son de referencia, todo depende del tamaño que se quiera hacer la mochila.

Luego, se colocan las dos piezas con las caras estampadas juntas y se cosen los dos lados de 30 cm dándole una costura de 6mm.

Una vez que se han cosido, se le da la vuelta de manera que quede el estampado visible y se planchan los laterales.

Para hacer el espacio donde se colocaran los cordones, se cose una línea de unos 2 cm en cada lado de 30 cm.

El siguiente paso en la elaboración de nuestras mochilas de tela.

Es cortar el cordón en 2 trozos de 2 metros cada uno.

Hecho esto, se dobla por la mitad el bolso con las 2 partes que tienen el espacio para los cordones en la parte superior.

Ahora debemos introducir los cordones. Para hacer esto se toma el extremo de un cordón y con la ayuda de un imperdible se atraviesa por el espacio que hemos hecho comenzando por la izquierda, luego le damos la vuelta a través del lazo frontal, de forma tal que los dos extremos de los cordones estén en el lado izquierdo.

El proceso anterior se repite con el otro trozo de cordón pero esta vez se empieza  por la derecha.

Ahora hay que coser los lados, para ello los lados derechos del bolso deben estar juntos y los cordones dentro del bolso.

Para coser los lados, necesitamos que los lados derechos de la mochila estén juntos y que los cordones estén dentro del bolso, asomándose únicamente los dos extremos de la cuerda por las esquinas inferiores. Sujetamos con alfileres.

Finalizando.

Se cosen los lados, comenzando alrededor de 2,5 cm por debajo de la parte superior. Le damos la vuelta al bolso y listo.

Esta es sólo una forma de hacer mochilas de telas, existen muchas otras, solo se necesita un poco de creatividad y voluntad para disfrutar de nuestra propia colección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *